fbpx

Call Center: 23 30 30000 Ambas sedes
Horario de atención: Lunes a Viernes de 08:30 a 19:00 hrs.

Astigmatismo: más que un problema de definición

Jul 29, 2020

Anomalía en la curvatura de la córnea provoca que veamos la imagen borrosa.Uno de los defectos de refracción más comunes es el astigmatismo. Se trata de una anomalía en que la curvatura de la córnea no es la misma en todos sus meridianos (su forma asemeja a un balón de rugby más que a un balón de basketball). Esto provoca que la luz que ingresa al ojo se enfoque en diferentes puntos de la retina haciendo que la visión sea borrosa o distorsionada. Este problema puede afectar a uno o ambos ojos y es detectado habitualmente en el examen clínico oftalmológico.

El doctor Mauricio Pérez, oftalmólogo de Centro del la Visión, advierte que en ocasiones, sobretodo en astigmatismos altos, es necesario realizar una topografía corneal para estudiar la forma de la córnea y descartar que el astigmatismo no esté siendo generado por una enfermedad de la córnea, como por ejemplo el queratocono.

El astigmatismo se puede corregir habitualmente mediante el uso de lentes ópticos o de contacto, pero la cirugía refractiva también es una posibilidad, siendo las técnicas más comúnmente utilizadas el LASIK y la PRK.

El primer requisito para someterse a cirugía refractiva de astigmatismo consiste en que el astigmatismo esté estable, al menos durante 6 meses e idealmente durante un año

Antes de planificar la cirugía, el paciente se debe someter a una serie de exámenes, entre ellos una paquimetría para medir el grosor de la córnea, una pupilometría para determinar el tamaño de la pupila y una topografía corneal, que nos entegará información sobre la forma o curvatura corneal. Con toda esta información, asociado al examen clínico es posible definir si el paciente es un buen candidato para cirugía refractiva.

Después de la cirugía, el paciente debe utilizar un régimen de distintas gotas oftalmológicas, incluyendo antibióticos para prevenir infecciones, corticoides antiinflamatorios y lágrimas artificiales sin preservantes para lubricar la superficie ocular operada. El período de recuperación visual varía de acuerdo a la técnica utilizada y es algo más rápido para LASIK que para PRK.

El seguimiento postoperatorio habitual generalmente incluye controles al día, a la semana, al mes y a los 3 meses postoperatorios.

NOTICIAS RELACIONADAS